NewsCoronavirus

Actions

Como la pandemia ha afectado el aprendizaje a la distancia para las familias que no hablan mucho inglés

'Es un desastre'
Garcia_family_cropped.jpeg
Posted at 6:44 PM, Oct 13, 2020
and last updated 2020-10-13 18:51:49-04

CINCINNATI — To read this story in English, click here.

El año escolar comenzó con problemas para Maria Garcia, cuando su hijo mayor tuvo problemas completando un problema de matemáticas.

“Lo encontré llorando,” recuerda la madre de cuatro. “Le pregunté ‘que te pasa’ y me dijo ‘es que no se cómo resolver este problema y cuando le iba preguntar a la maestra me dijo ya es hora de salirnos y nos sacó’”.

Como muchos padres en el área, Garcia está luchando por ayudar a sus hijos aprender virtualmente durante la epidemia del coronavirus. Lo que ha hecho esto más difícil de lo normal tiene que ver con la barrera del idioma, explicó Garcia.

“Quiero llorar,” dijo Garcia. “Me siento frustrada porque no los puedo ayudar, especialmente porque el idioma no me acompaña.”

Pero ella no está sola en ese sentimiento. Los expertos dicen que a los padres que no hablan inglés se les hace más difícil navegar instrucciones sobre el aprendizaje virtual porque muchas veces esa información está siendo comunicada con los que hablan inglés en mente.

“Es un desastre,” dijo Linda Vila Passione, una maestra retirada que acabó de dejar su trabajo en el distrito escolar del condado de Kenton para ayudar a niños que hablan mayormente español durante este tiempo. “Los padres no saben lo que está pasando con sus hijos, están confundidos y no saben cómo ayudarlos. Muchas familias inmigrantes no tienen el nivel alto de educación para poder ayudar a sus hijos con el trabajo escolar.”

Linda_Vila_Passione.JPG
Linda Vila Passione

Además de la barrera del idioma, problemas con la tecnología también ha complicado el aprendizaje, de acuerdo a Luz Elena Schemmel, directora de los servicios para los inmigrantes y bienestar en Santa Maria Community Services.

“Es muy difícil,” ella dijo. “El internet no funciona todo el tiempo en todos los hogares. Las barreras y las dificultades gastan tiempo donde los estudiantes deberían de estar aprendiendo — el costo es enorme.”

Hay escuelas, distritos y organizaciones dentro de la comunidad que están tratando de ayudar.

‘Un problema para todos’

El distrito escolar en Cincinnati ha estado tratando de sacar información para los padres en varios lenguajes. Oficiales dentro del distrito tuvieron una reunión virtual para las familias que hablan español, francés y árabe, dijo Marie Kobayashi, la encargada del distrito para el programa de Inglés para hablantes de otras lenguas.

“Ha sido muy difícil para muchas de nuestras familias, hasta para las familias que sí hablan inglés,” ella dijo.

Muchas organizaciones dentro de la comunidad han estado trabajando con el distrito para ayudar.

“La cámara hispana ha sido fenomenal — nos han ayudado a apoyar a aquellos aprendiendo inglés porque no quieren que nuestros niños se atrasen,” Kobayashi dijo, añadiendo que Santa Maria y Su Casa Hispanic Center también han ayudado mucho.

El distrito ha expandido esfuerzos para asegurarse que los estudiantes dentro de las escuelas públicas de Cincinnati tengan computadoras y acceso gratis al internet este año escolar a través de Cincinnati Bell.

Hay esfuerzos similares en el norte de Kentucky, donde Cincinnati Bell, United Way of Greater Cincinnati, Horizon Community Funds, fabricante de dulces Perfetti Van Mell y The R.C. Durr Foundation están ofreciendo acceso de internet a más de 1,000 hogares con estudiantes este año.

Pero los recursos disponibles para los padres que no hablan inglés varían extensamente dependiendo en el distrito escolar y hasta varían entre las escuelas dentro del mismo distrito, dicen los expertos.

El condado de Boone tiene más de 60 lenguajes siendo hablados en las escuelas pero los cuatro primordiales en adición al inglés incluyen español, francés, japonés y árabe, dijo Barbara Brady, la coordinadora de escuelas y relaciones comunitarias del distrito.

El distrito distribuyó la encuesta sobre COVID para padres este verano en esos idiomas, ella dijo, y además manda formularios para almuerzos gratuitos o de precio reducido para familias en una variedad de idiomas.

Passione dijo que esos esfuerzos son uno de los mejores en el norte de Kentucky, donde la comunicación dentro de otras escuelas y distritos falla.

“No creo que las escuelas están poniendo esfuerzo para comunicarse con la comunidad,” dijo Passione, quien recibió dinero de Horizon Community Funds para ayudar a educar a los niños que hablan español con el método de ‘learning pods’. “Creen que es un grupo marginal y no realizan las ramificaciones para tantas familias.”

Hasta con los esfuerzos que Cincinnati Bell ha hecho, no todos tienen acceso al servicio, dijo Schemmel. Por eso, Santa Maria está tratando de recaudar fondos para ayudar a pagar por acceso al internet para las familias que viven en apartamentos que no reciben acceso al servicio de Cincinnati Bell, explicó.

Luz_Elena_Schemmel.JPG
Luz Elena Schemmel

“Tenemos tantas necesidades — comida, pagar facturas, utilidades y ahora tienen otra necesidad que es importante,” dijo Schemmel. “El internet debería ser una cosa básica como la electricidad ahora. Quiero decir, es la manera en la que podemos seguir adelante y sobrevivir y conectar y seguir aprendiendo.”

Pero los problemas con la tecnología no tiene que ver solamente con el acceso al internet — también incluye los problemas con equipo y los programas, dijo Alpacino Beauchamp. Él es el director en la escuela Roberts Academy, donde al rededor de 70% de los 780 estudiantes en la escuela son hispanos o de ascendencia latina.

Cuando estudiantes están en la escuela en persona, empleados de las escuelas pueden mostrarles cómo arreglar sus dispositivos uno a uno, explicó, pero resolver los problemas ahora, a través del teléfono, se ha hecho más difícil on los padres que no hablan inglés.

“Nuestras familias necesitan la habilidad de comunicarse con alguien que habla su mismo lenguaje,” dijo Beauchamp. “En el nivel escolar, no tenemos esa habilidad.”

El distrito dirigió el problema al añadir una opción en español dentro del portal de padres en la línea directa, él añadió.

“Cuando le pides al padre ser el facilitador, y el adulto solo habla muy poquito o no habla inglés, entonces esto se hace necesario,” él dijo. “Ese numero es para un padre que está en casa tratando de ayudar a su hijo conectarse a una aplicación.”

‘Siento una carga y responsabilidad’

De todas maneras, Garcia dice que se siente perdida, en especial cuando tiene que ver con sus dos hijos mayores.

“Eso es lo difícil para mí porque al nivel de estudios que ellos tienen, yo no llegué así que cuando tienen un problema mis frustraciones es porque yo no los puedo ayudar,” dijo Garcia, quien es mexicana y ha vivido en Cincinnati por 17 años. “Ellos entienden el ingles, lo hablan y todo pero los problemas a veces son un poco complicados.”

Edelmira Laynez pensó que las cosas mejorarían cuando sus hijos empezaron a regresar a la escuela dos veces a la semana. Eso fue antes de que las escuelas de Cincinnati anunciaran que el distrito continuaría enseñando virtualmente. Esa decisión fue hecha después de que el gobernador de Ohio, Mike DeWine anunciara que el condado de Hamilton estaba nuevamente en el segundo nivel de alerta más alto del Departamento de Saludo de Ohio para los casos de COVID-19.

Edelmira_Laynez.JPG
Edelmira Laynez at a community garden in Price Hill.

El distrito escolar había planeado de regresar a clase de modelo mixto, incluyendo unos días de clases en persona.

“Ha sido una experiencia muy dura porque cuando cayó esta enfermedad, así mismo [cayó] la educación en casa,” dijo Laynez. Ella es de Guatemala originalmente y ha vivido en Cincinnati por 20 años. “Es muy difícil ver a tu hijo cómo que gritando ayuda y encerrado en su cuartito y no puedo… no puedo [ayudar]”.

Laynez dice que le preocupa que sus cuatro hijos se atrasen y no puedan recuperar el aprendizaje que han perdido desde que la pandemia comenzó. Añadió que ha tratado de contratar a un tutor para que pueda ayudar a sus hijos pero no ha podido.

“Yo mirando a mis hijos no puedo ayudarlos. Yo quisiera de corazón pero no está en mis manos,” dijo Laynez. “Uno puede tener dinero, pueden tener todo, pero si el dinero no sirve… mira! No podemos hacer nada.”